Sala de fotografía

Las fotografías son como fragmentos de nuestras vidas.

Esta sala nos transporta al mundo de la fotografía pues exhibe varias cámaras de fuelle, las primeras Kodak réflex y muchas otras, que dan cuenta de la utilidad del dispositivo como herramienta para construir la memoria de migrantes, trabajadores, escritores, profesionales. Fotos infantiles, escolares, familiares, sociales, industriales y periodísticas fueron capturadas por el disparo de algunas de las máquinas fotográficas que conserva el Museo.
Las fotos que atesora el Museo fueron tomadas por fotógrafos profesionales en un estudio, por fotógrafos ambulantes o por quiénes podían comprar una cámara cuando su costo las hizo más accesibles.
En Berisso había muchas casas de fotografías pero las más concurridas eran “La Moderna” de Berman, “Kika”, Foto Casari y El Obrero. Algunas familias se trasladaban a La Plata para retratarse.